lunes, noviembre 21, 2016

Roca en Llamas 11-11-16

































Nace de una inquietud personal. Siendo de la Etnia originaria Atacameña desconozco casi todo de mi pueblo. Hay muy poco conocimiento de lo que fue esa cultura y sin embargo los vestigios son evidentes, no sólo en sentido arqueológico (pukarás, geoglifos, petroglifos, cuerpos discecados, arfarería, orfebrería, etc.), sino que también desde el físico de las personas. Es evidente que los Atacameños siguen entre nosotros, aunque ni si quiera ellos mismos puedan darse cuenta de eso. 

Tomando en cuenta aquello: lo evidente, pero invisible; decidí recoger un cuerpo físico que convive con nuestro paisaje cotidiano y que cumple con las mismas características. Este cuerpo es la piedra. Es evidente que ellas han estado en el territorio desde antes que nosotros y estarán después de nosotros. Convivieron con todas las etnias originarias. Vieron llegar a los españoles y el nacimiento de los países. Estuvieron aquí para la guerra del pacífico y los cambios territoriales. Las mismas piedras que fueron para crear Tambos o Pukarás hoy son bañadas en cemento y forman parte de nuestros edificios. Pero al mismo tiempo son invisibles. Pasamos al lado de ellas sin reflexionar si quiera en la historia que hay detrás de ellas. Son testigos silenciosos de la existencia. 

Tomar la piedra, intervenirla, sumarle los elementos iconográficos precolombinos, apunta a un deseo de recordar que estas son el soporte de nuestra identidad como Chilenos, aunque esta se disuelva ligeramente en el globalismo uniformador.


Título: Piedra Atacameña

Disciplina: Escultura

Técnica: Calado de cobre soldado  y amarrado con hilo de cobre tejido sobre a una piedra.

Año: 2016

Dimensiones: 18 de alto x 13 de ancho x 13 de largo

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿tienes algo que decir?